Tími  5 klukkustundir 18 mínútur

Hnit 2425

Uploaded 16. júní 2015

Recorded júní 2015

-
-
1.656 m
972 m
0
3,7
7,4
14,8 km

Skoðað 1439sinnum, niðurhalað 34 sinni

nálægt Navalcán, Andalucía (España)

Magnífica ruta para entender y sentir el telurismo y el encanto de la Sierra Sur de Jaen en la que hemos podido ascender a uno de sus colosos como es el Paredón (o El Paerón) disfrutando las impresionantes panorámicas que nos regala su aspada cumbre, además de inmiscuirnos en el serpenteante y angosto curso de los Barrancos de la Fresnedilla y del Tercero para finalizar percibiendo las reminiscencias del pasado no tan lejano de La Fábrica de la Luz, rincón cuyo magnetismo tan bien supo captar y plasmar en su obra homónima nuestro tan recordado Michael Jacobs. Ruinas que tanto ayer como hoy siguen siendo fuente generadora de energía vital para todo el que se acerca a esta factoría de embrujo serreño como es la Sierra Sur.
Esta ruat la he catalogado como difícil por la bajada que efectuamos del Paredón campo a través y con una fuerte pendiente que unido a la gran cantidad de piedra suelta existente hace complicada la progresión en el descenso. También hay que cruzar en múltiples ocasiones el Arroyo de Carboneros en el Barranco del Tercero por l que en invierno y primavera cuando el arroyo baje con bastante agua puede ser complicado o casi imposible el cruzar el arroyo sin mojarse. El resto resulta una ruta bastante cómoda.
Iniciamos esta ruta junto a las proximidades de las ruinas de la Fábrica de la Luz, justo en la intersección de la pista principal que recorre el Valle de Valdearazo y el camino que baja a las mencionadas ruinas. Tomamos la pista principal en suave ascenso yendo paralelos al cauce del Arroyo Alamillos pudiendo contemplar pronto al otro lado de éste las ruinas del Cortijo de Valdearacillo, que mantiene su antiguo horno a la vista integrado en la pared. Veremos algunas señales blancas y rojas indicativas del GR7, sendero de gran recorrido que seguiremos los primeros 4 primeros kilómetros de esta ruta. Tras pasar una puerta de la pista (como siempre, hay que dejarla conveniente cerrada tras cruzarla) ésta vadea el impresionante Barranco de Gamellones (o Jamellones), agreste y llamativo que dejamos para futuras incursiones, y continuamos el ascenso ahora algo más pronunciado mientras volvemos la vista atrá y vamos ganando unas vistas preciosas de todo el Barranco de los Alamillos y su continuidad con el Barranco de Valdearazo hasta que llegamos al Cortijo de Alamillos Bajo, bajo los abruptos Tajos del Buitre, y cuya construcción original queda prácticamente camuflada entre la nava y el edificio de reciente construcción y junto al que podemos repostar agua en la Fuente-manantial de Alamillos Bajos, también de reciente factura y con una piedra-lavadero integrada en su extremo. Por encima de la fuente veremos un muro de piedra en cuyo extremo derecho podemos apreciar la boca tallada en la piedra de la antigua fuente puesto que este era su antigua ubicación.
Continuamos ascendiendo por la pista y rápidamente pasaremos junto al Cortijo de Alamillos Alto , del que su construcción original está prácticamente derruida y en su lugar se ha construido una vivienda y una enorme nave que contrasta desagradablemente con el entorno. Bajo esta nave y junto a un nogal veremos una curiosa alberca redonda y un abrevadero. La pista traza una curva cerrada a la derecha justo al llegar junto al cortijo y aquí debemos abandonarla para introducirnos en la cabecera del barranco que asciende hacia el SO. Tras abandonar la pista nos encontraremos la antigua fuente con alberquilla de los Alamillos Altos, hoy seca, que nos sirve de muestra de lo mucho que nos queda por aprender de lo que es conservación e integración de estos verdaderos monumentos que aunque humildes no dejan de mostrarnos la grandiosidad de nuestro pasado.
El sendero que asciende junto al barranco al principio no es muy ancho pero rápidamente nos da muestras del porte que antiguamente tuvo ganando en anchura y trazando cómodas curvas en su ascenso típicas de los caminos carreteros. Llegaremos al Puerto de los Alamillos donde damos ya vista al Cerro Simplón y a la Nava Alta. Aquí debemos introducirnos en el espeso encinar que vemos a nuestra derecha hacia el oeste siguiendo el bonito aunque algo difuso sendero (sigue siendo el GR-7) que nos continúa ascendiendo junto a la cabecera del barranco en cuyo seno nos introducimos de lleno en las pendientes más duras del camino. Al llegar a una alambrada el sendero gira a la izquierda para llegar a converger en un camino más evidente que es la Colada de Valdepeñas, que seguimos a la derecha brevemente hasta llegar a unas puertas que no franqueamos y que dan continuidad al camino hacia el Puerto del Roblecillo. Nosotros nos saldremos del camino abandonando aquí ya el GR7 y ascenderemos abruptamente junto a la valla hasta confluir rápidamente en otro marcado camino que nos permite seguir nuestra subida mucho más cómodamente en dirección a Los Nevazos a los que llegamos tras pasar una valla y salvar un último repechón para mostrarnos ya la estampa de la amesetada cumbre del Paredón. Merece la pena retomar el aliento en este punto mientras nos recreamos con las amplias vistas de todo el sector meridional de la Sierra Sur de Jaen y de Sierra Nevada.
Descendemos unos metros hacia un collado y siguiendo la alambrada completamos la subida a la cima del Paredón, el punto más alto de la Sierra del Trigo, con su parque eólico que la caracteriza y entre el que encontraremos el vértice geodésico que nos marca su punto más elevado (1660 msnm). Las vistas del Paredón o El Paerón como se nombra a esta montaña en la comarca, son majestuosas pudiendo contemplar Sierra Nevada y gran cantidad de montañas de la Sierra Sur como el Cerro de los Cigarrones, La Maleza, el Cerro del Espinar, Covalayedra, el Cerro del Postero, La Martina, El Marroquí, el Cornicabra, el Agudillo, el Monte de las Animas, el Cerro de la Cruz, el Cerro del Tercero, además de la infinidad de valles y barrancos que cursan las zonas más bajas de la sierra. Hacia el oeste podremos observar como emerge en el horizonte la Fortaleza de la Mota, de Alcalá la Real, queriendo adoptar su protagonismo en este singular escenario. Una auténtica maravilla.
Descendemos del Paredón por su cara norte en dirección hacia el Puerto Vinateros que nos sirve de clara referencia en el descenso. Aviso de que no hay sendero alguno en la bajada y de que ésta hay que realizarla extremando mucho las precaucione ya que hay una gran pendiente y nos encontraremos muchísima piedra suelta que dificulta mucho el descenso crenado una gran inestabilidad en el apoyo. Tras salvar sin problemas un par de vallas llegaremos a un senderete en la parte final de la bajada que nos conduce al mismo Puerto Vinateros, próximo a las nostágicas ruinas de Los Chozones que quedarían un poco más al este del puerto.
Una vez en el puerto Vinateros, donde encontraremos un poste indicativo del GR-7, tomaremos la pista que desciende hacia el norte y que pasa por debajo de las ruinas del Cortijo del Quisqui y dando vistas al bello paraje de Los Chozones y Peña Rubia, a los pies del Paredón, que domina altivo este edén ubicado en sus faldas. Pasaremos junto a un gran fósil de ammonites hasta que más abajo nos saldremos de la pista para visitar el Cortijo Vinateros, también en ruinas y seguir descendiendo por el sendero casi perdido ya de la Cuesta de la Burra, que traza unos bellos zigs zags y que antiguamente era muy transitado pues era la vía de acceso más usada para comunicar toda esta zona de la sierra con el municipio de Valdepeñas de Jaén a cuyo término pertenecen todos estos cortijos y que centralizaba el ir y venir de los habitantes del lugar.
El sendero nos deposita de nuevo en la pista para inmediatamente abandonarla tras llegar al cauce del Arroyo de Despeñaburros. Cruzamos el paso canadiense que lo salva y seguimos su curso hasta su confluencia con el Arroyo de la Fresnedilla, cuyo bello cortijo se encuentra unos metros por encima de nosotros. Aquí salimos a un carril de reciente construcción que nos introduce en la auténtica selva mediterránea que tapiza el Barranco de la Fresnedilla, de gran belleza, donde te inunda una plácida sensación de estar sumergiéndote en lo más recóndito de la Sierra Sur. Este camino nos deja en la confluencia de este barranco con el que desciende de Los Chozones conformando un cauce mucho más amplio que tras vadearlo nos encontraremos otros camino que le da continuidad a nuestro descenso.
El arroyo confluye en el cauce principal del Arroyo de Carboneros, cuyo curso seguimos e incluso cruzamos en varias ocasiones hasta llegar al Cortijo del Tercero. Seguimos descendiendo junto al cauce del arroyo pasando junto al Nacimiento del Tercero mientras el barranco se va encajonando cada vez más a la vez que adopta un sinuoso trazado amoldándose a las angosturas del terreno. Nos llamará la atención los restos de un antiguo puente en una de las zonas más agrestes, sin entender muy bien el sentido de dicha obra, puesto que no aparenta dar paso hacia ningún lado pero que ameniza y da solera a este viejo camino.
Un poco más debajo de estos restos, tras cruzar nuevamente el arroyo encontraremos un amplio juncal y zarzales en un enclave donde emerge gran cantidad el agua que se filtra de los distintos arroyos unos kilómetros más arriba y que le da un cauce permanente a este arroyo. Es el Nacimiento del Tercero. Aquí el sendero discurre entre las rocas por una bonita cornisa. Seguimos cruzando el arroyo en varias ocasiones hasta que llegamos al Salto del Tercero, cascada producida por el muro de toma de agua de la central hidroeléctrica de la Fábrica de la Luz.
Seguimos ahora el sendero que discurre junto a la conducción de agua que tiene un bellísimo trazado por el Barranco del Tercero, literalmente colgado en el seno de este angosto cauce donde la frondosidad se hace cada vez más patente mientras emergen unas impresionantes formaciones geológicas donde los estratos se verticalizan hasta puntos inverosímiles cargando de belleza y singularidad nuestro avance.
Damos vista ya al enclave donde se sitúa la Fábrica de la Luz y abandonamos la conducción de agua tomando un sendero que nos desciende prácticamente junto al arroyo y tras atravesar nuestro sendero una mini jungla de hiedras, zarzas y pequeñas emanaciones de agua apareceremos en el llano donde se sitúan unas bellas ruinas tapizadas de hiedra.
Estanos junto a la antigua Central Hidroeléctrica de Nuestra Señora de los Angeles, más conocido por los lugareños como La Fábrica de la Luz, pequeña central construida en 1910 y que estuvo funcionando hasta los años 60. Esta central hidroeléctrica se encuentra ubicada en la junta del Arroyo Alamillos con el Arroyo Carboneros, conformando ambos en este punto el Río Valdearazo. Por lo tanto esta central utiliza el agua fluyente como energía primaria aprovechando las aguas del Arroyo Carboneros que son tomadas en el Salto del Tercero, conducidas durante 700 metros y que tras llegar a la cámara de carga, situada de forma visible sobre el edificio de la central, caían un desnivel de 30 metros con un caudal de 250 l/seg. La potencia instalada era de 75 KVA y el tipo de tensión alterna y trifásica. Estas instalaciones surgen como negocio eléctrico a comienzos del siglo XX al asegurarse sus propietarios la concesión del alumbrado público de los municipios pertinentes. En concreto esa central dependía de Campillo de Arenas, puesto que está situado en el término municipal de este ayuntamiento, llegando a construirse una segunda central en los años 20 en la Puerta de Arenas (Hidroeléctrica Puerta de Arenas).
Este bucólico paraje ha sido inmortalizado por el escritor inglés Michael Jacobs, embajador perpetuo de la Sierra Sur, en su entrañable novela “La Fábrica de la Luz” (Ediciones B, 2010). El eco de sus palabras plasmadas en tan bella obra y su imborrable recuerdo envuelven este enclave que irradia energía telúrica y nostalgia por todos sus recodos.
Desde aquí solo queda tomar el camino de subida junto al Arroyo de los aAlamillos y que en unos metros nos conduce a nuestros vehículos dando por concluida esta preciosa e imprescindible ruta por las entrañas de la Sierra Sur de Jaen.

1 comment

  • mynd af LOKO BOLDON

    LOKO BOLDON 10.4.2017

    BUENAS TARDES PODRIAS DECIRME SI DEL CORTIJO FRESNEDILLA (KM 9 APROS AL KM 11 ES UN CARRIL NUEVO,,,,SE PUEDE PASAR EN BICI?. CREO QUE ES LA ZONA LLAMADA DESPEÑABURROS...EN EL MAPA PARECE UN CARRIL.GRACIAS Y SALUDOS

You can or this trail