Tími  6 klukkustundir 15 mínútur

Hnit 2191

Uploaded 27. mars 2021

Recorded mars 2021

-
-
1.649 m
1.184 m
0
3,7
7,4
14,71 km

Skoðað 94sinnum, niðurhalað 3 sinni

nálægt Canencia, Madrid (España)

Esta ruta sube a los Altos del Hontanar desde la salida del pueblo de Canencia y entre las preciosas vistas que se ven desde arriba, para mí la mejor es la que se obtiene desde el Collado del Portachuelo. Hay que advertir que aunque los caminos de subida y bajada son todo pistas y el recorrido por la cumbrera lo es por terreno bajo, sin problemas, el acceso final al Portachuelo está erizado de zarzas y piornos y es un tramo complicado; ya lo explicaré.

Dejamos el coche en un antiguo campo de fútbol a la derecha de la carretera que sube al Puerto de Canencia desde este pueblo, sobre el kilómetro catorce y medio. Es muy amplio, así que no hay peligro de que se llene. Empezamos a caminar bajando a la carretera por la izquierda, hasta la curva, donde cogemos el camino que ya sin sobresaltos nos irá llevando, en constante subida, hasta el collado de El Portachuelo. En el punto que he marcado como wpt1 yo me salí del camino para acercarme a ver unas reses de la finca ganadera que hay allí (Casillas de Sancholongo), pero vosotros podéis seguirlo girando a la derecha hasta el punto wpt2 que es donde yo lo retomé.

Proseguimos sin problemas y al llegar al punto marcado como wpt3 debéis de abandonar el camino que gira a la derecha y seguir de frente por un sendero que luego se difumina. De haber seguido la pista habríais llegado cerca de La Cachiporrilla sin pasar por las cumbres, lo que es una opción si no queréis caminar mucho. A partir del desvío el camino ya digo que se acaba perdiendo, pero es a partir del punto marcado como wpt4 aproximadamente donde la cosa se complica con la aparición de piornos y, lo que es peor, de zarzas unidas a ellos; hay que ir buscando el paso menos malo por donde los estragos producidos en la piel y en la ropa sean menores, por lo que el track que os dejo es tan malo como el que vosotros sigáis. Al final tendréis a la vista el collado cuyo perfil cóncavo se recorta en el horizonte y según os vayáis acercando, irán apareciendo los picos nevados de los Montes Carpetanos para acabar mostrando todo el Valle del Lozoya a vuestros pies, con el embalse de La Pinilla y los pueblos de Pinilla del Valle y Lozoya a ambos extremos. Para colmo, había manadas de caballos en libertad, trotando algunos a gran velocidad, saltando, girando sobre sí mismos y coceando al aire jugando y disfrutando de su libertad. Una maravilla. Por eso digo que después de todo eso, las demás vistas eran una repetición de esta primera impresión visual.

Ahora toca subir hacia la izquierda paralelos a la valla de alambre hasta llegar al Cerro del Águila; podéis pasar al otro lado de la alambrada y subir por ahí y también trepar las rocas del cerro y/o seguir hacia abajo hasta el Collado de Las Fuentes y El Espartal. No era ese mi objetivo, así que yo volví al Collado de El Portachuelo no sin antes echar una mirada y divisar, a lo lejos, el cerro de La Cachiporrilla Bajera con un puntito diminuto encima que es el puesto de observación de incendios. Queda tan lejos que parece inaccesible, jeje, viendo además los valles que antes hay que subir y bajar. Empezamos a bajar volviendo a deleitarnos con las vistas del Valle del Lozoya siguiendo el PR-M28, subiendo y bajando hasta que a los cuatro kilómetros desde el Cerro de El Águila llegamos al puesto de vigilancia. Un poquito antes habremos faldeado por el lado derecho de La Cachiporrilla y sus antenas, así que si alguien quiere desviarse y visitarlas que lo haga, que yo le dejo.

Tras contemplar el paisaje desde el puesto, que ya es diferente al anterior, podríamos seguir ladera abajo siguiendo la valla de piedra y recorreríamos el camino de La Mata de Los Ladrones, sin sendero evidente, para llegar al camino de Lozoya a Canencia. Nosotros no podíamos hacer eso, así que tras comer volvimos sobre nuestros pasos ya en bajada y al llegar al wpt5 seguimos por la izquierda para terminar, sin problemas, otra vez en el campo de fútbol.

Una ruta bonita, preciosa en las alturas, y que yo no recomendaría con fuerte calor ya que aunque por la parte que no son las cumbres se atraviesa un gran robledal, no es un árbol que de buena sombra. En otoño debe de ser aún más bonita. La califico de moderada porque es un poco rompepiernas y por la parte de zarzas.

Gracias y hasta otra
Varða

wpt2

Varða

wpt3

Varða

wpt1

Varða

wpt4

wpt4
Varða

wpt4

Athugasemdir

    You can or this trail