Tími  7 klukkustundir 38 mínútur

Hnit 3067

Uploaded 12. mars 2021

Recorded mars 2021

-
-
1.255 m
991 m
0
5,5
11
22,17 km

Skoðað 209sinnum, niðurhalað 13 sinni

nálægt Lozoyuela, Madrid (España)

Esta ruta es una de las que el Ayuntamiento de Lozoyuela tiene marcada (y muy bien, por cierto) como Senda 4 y que coincide en gran parte con la marcada como Senda 7. El tema de las piedras en forma de seta que recorre no es lo más interesante para mi gusto, sino la variedad de paisajes: dehesas, monte bajo, El Espaldar con la mole de La Cabrera, el pinar, las antiguas vías del ferrocarril…Nosotros escogimos la variante que realizó el grupo ArribaArriba y que consiste en empezarla atravesando la dehesa y no cogiendo la carretera M988, aunque esta es una carretera muerta que pasa por alguna urbanización y acaba en el antiguo apeadero de Lozoyuela. La variante es más bonita, porque va por prados verdísimos en esta época del año, con fresnos y robles y con el suelo ya alfombrado de flores incipientes, pero tiene un problema: al cabo de unos cuatro kilómetros aparecen pasos cerrados con espinos o remendados con ramas y zarzas y con un camino muy malo, de forma que te puedes encontrar en un apuro. La opción de la ruta oficial por la carretera no es mala, porque casi no hay coches, pero se pierde en paisaje. Vosotros decidís.

Pero puestos a hacerla como yo la hice, aparcamos en Lozoyuela (yo lo hice en la rotonda que hay a la salida del pueblo, pero es más directo hacerlo en los alrededores de la Iglesia de San Nicolás) y empezamos a caminar pasando por debajo de un puente que es el Camino de las Dehesas, aunque nosotros lo abandonaremos por la derecha para seguir por senderos unas veces definidos y otras no tantos, sobre un suelo verde verde que no presenta obstáculos ninguno; si vais pisando el track no tendréis problema. Al final acabamos en un zarzo (wp1) que dejaremos bien cerrado junto a la urbanización Fuente Blanquilla, avanzamos hacia la izquierda unos metros por la ancha pista y luego cogemos el desvío de la derecha (wp2) para llegar al cabo de un kilómetro al primero de los puntos complicados, pues es un zarzo que está remendado, muy espinoso y jodidillo. A los pocos metros hay otro peor, donde aconsejo saltar la valla de piedra, zarzas y espinos por la derecha para ya, al otro lado del prado, seguir hacia la izquierda y recorrer un tramo malo hasta que al cabo de unos doscientos metros saltáis como podáis otra preciosidad del tipo de las anteriores (wp5) y casi enseguida os toparéis con otra valla de piedra que os separa de la carretera M988. Yo fui buscando un paso que encontré en el wp6, crucé la carretera y seguí hacia la derecha unos metros para luego salir por la izquierda y hacia arriba para dar con una pista (wp7) que ya es la Senda 4 y que no abandonaremos hasta el final.

A partir de aquí empezaremos casi toda la subida de la jornada, porque luego serán pequeños repechones sin importancia. Pasaremos por la antigua cárcel de los presidiarios que construían los túneles ferroviarios de esta zona (wp8) y seguiremos subiendo durante un kilómetro y medio volviendo la mirada para ver un paisaje precioso, con la Sierra de Ayllón a lo lejos, todo el Valle de Lozoyuela y, de frente, la parte trasera de La Cabrera o Espaldar que es parte del objetivo de esta ruta.

A partir de aquí ya todo es llanear o bajar hasta el final, con algún repechón pero sin importancia. Al pasar por el wp9 veremos los indicadores de las rutas 4 y 7. Esta última es la de la derecha y lleva al Cancho Gordo por el Puerto del Medio Celemín, pero nosotros seguimos la cuatro que es la de la izquierda. Hasta ahora, después de salir de la dehesa, todo ha sido despejado, pero en el wp10 entramos en un frondoso pinar que nos acompañará durante dos kilómetros y medio y que es la zona llamada El Espaldar, por estar a la espalda de La Cabrera, para luego tomar el desvío en wp11 (convenientemente señalizado) a la izquierda.

Ya todo vuelve a ser despejado y nos encaminamos hacia la parte del camino con las piedras en formas de setas y otras más caprichosas, dispersas por ahí y hasta casi el final. No he indicado su localización porque, la verdad, no me parece que sean nada del otro mundo a pesar del nombre que tiene la ruta. Según vayáis andando las iréis descubriendo. En algún tramo de la parte final los postes indicadores están en algún caso ocultos, fijaos bien o seguid el track. También al final y hasta el cementerio, unos dos kilómetros, es donde están los caminos más anegados y en algún caso te cabe la duda de si vas por el Sendero 4 o por un arroyo y te has equivocado, pero no.

Y ya entramos en el pueblo por el mismo túnel por donde empezamos, bastante molidos por los kilómetros pero contentos. La ruta es aconsejable para primavera y otoño y no tanto para el verano. En invierno habrá que estar atentos a posibles placas de hielo en algunas zonas pedregosas.

La calificaré de moderada por la longitud, pero no me olvido de recordaros los problemas que vais a tener con los pasos complicados que os he descrito

Una aclaración: como en todas mis rutas, las fotos no suelen reflejar las vistas desde el waypoint al que están asignadas. Puede que si, pero por lo general no, y esto se debe a que en wikiloc las fotos extras hay que asignarlas a waypoints; en el texto al pie de la foto intento explicar su localización.

Gracias y hasta otra
Varða

wp1

Varða

wp2

Varða

wp3

Varða

wp4

Varða

wp5

Varða

wp6

wp6
Varða

wp7

Varða

wp8

Varða

wp9

Varða

wp10

Varða

wp11

Athugasemdir

    You can or this trail