-
-
1.585 m
673 m
0
4,8
9,6
19,13 km

Skoðað 1536sinnum, niðurhalað 60 sinni

nálægt Bujaraiza, Andalucía (España)

RUTA CIRCULAR V.G. ALMAGREROS 1565m
Ruta realizada a últimos de enero, aprovechando un día magnífico de sol y
temperatura para caminar, tomar fotografías y en definitiva, echar un día de campo agradable tras una larga semana de nieve, viento y lluvias. Casi 20 kilómetros donde el terreno llano es muy escaso (prácticamente todo al final del trayecto).
Acompañado por los colegas Raima y Rico, aparcamos el auto en la antigua Casa de Artesanía Los Casares. Con una altitud próxima a los 700m, comenzamos a subir por un carril que no abandonaremos hasta las Lagunillas. La temperatura es más que agradable, y enseguida quedamos en manga corta.
A nuestro alrededor contemplamos la devastación que sufrió esta sierra con el
incendio de 2002, y asimismo la fuerza de regeneración que tiene la propia naturaleza. Las especies pirófilas ya han alcanzado un porte arbustivo considerable; jaras, lentiscos y abundante romero, así como los brotes de quejigos, encinas o cornicabras de antiguos árboles calcinados.
Paramos en la Fuente del Tajo, donde admiramos su caudal y nos refrescamos el
galillo. Estamos ya a 840m.
Reanudamos el andar para dejar el arroyo del Cerezuelo y alcanzar la cortijada de Las Lagunillas, pasando antes por su cascada. Se nota que el invierno está siendo benévolo, ya que baja agua por cualquier pequeño vallejo. Echamos unas fotos y un trago de agua ya que la temperatura va subiendo por encima de los 15 grados y el trayecto por donde transcurre la primera parte de la ruta no hay sombra alguna. Se observa una gran cortijada, con sus antiguas eras de trilla y tierras de labor. Al fondo el Tranco y las poblaciones de Hornos, Orcera y
Segura, custodiadas por quizá el pico más emblemático de la Sierra de Segura, el Yelmo.
Subrayar que la presencia de agua puede fluctuar ostensiblemente, por lo que en
épocas más estivales conviene hacer acopio de líquido elemento antes de comenzar la ruta.
Abandonamos Las Lagunillas y un poco más adelante, alrededor del Km 7 viramos
bruscamente a izquierda dirección norte-noroeste, dejando el carril y comenzando una ascensión considerable de 200m en 500m de recorrido. Escogimos el margen izquierdo del arroyo por ser más sombreado. Ya una vez arriba en la cuerda, identificamos nuestro objetivo principal del día: el pico Almagreros.
Continuamos la marcha ya pisando zonas de nieve helada, fascinados por los
ejemplares de pinos secos por la acción del fuego, seguro que pasaba los 150 años alguno. El paisaje transmite la belleza desoladora de roquedos desnudos y restos del incendio, como si hubiese pasado la guerra por allí. Alcanzamos el macizo donde se halla el vértice y decidimos atacarlo por su cara oeste que parece más accesible que las otras. Almagreros es un pico que delimita la comarca de Segura con la de Las Villas. Con una altitud de 1565m, desde su cumbre se pueden observar desde las sierras de Alcaraz y los calares del Mundo y la Sima de Albacete hasta los montes de la vecina Sierra de Cazorla como el Cabañas. Al sur el macizo segureño con el Yelmo, Almorchón o Banderillas y al norte Sierra Morena y la llanura manchega.
Foto de rigor y bajada a un lugar un poco más llano para comer. El día es estupendo, no corre prácticamente viento y la luz lo impregna todo. Abajo el Tranco majestuoso baña el valle de turquesa. Tomamos un poco de jamón de la zona, queso, unos mejillones y una botellita de vino y nos sentimos unos privilegiados disfrutando de nuestro alrededor.
Seguidamente, recogemos la basura que se haya generado (MUY IMPORTANTE, DEJA EL
LUGAR IGUAL O MEJOR QUE LO ENCONTRASTE) y continuamos dirección oeste para ascender a Peña Plomera. Ya habremos caminado más de 10 Km.
A partir de este momento comenzamos a descender despacio, ya que hay que
asegurar el paso, pues pasamos por tramos de nieve dura y resbaladiza entre afiladas aristas de roca caliza y restos de ramas de lo hubiese sido anteriormente un sabinar. Debajo de nosotros, un rebaño de gamos nos observan incrédulos -¿estos chalaos dónde van?- mientras pastan a sus anchas. Las piernas comienzan a cargarse, ya que la pendiente es elevada. Pasamos por encima del Cortijo de los Frailes hasta llegar a un arroyo por donde discurre un
caudal considerable gracias a las últimas borrascas. Lo cruzamos y continuamos descendiendo dirección oeste hasta los 1000m de altitud, donde dejamos atrás el calar desnudo para adentrarnos por una antigua senda cubierta de encinas hasta las ruinas del Cortijo de la Cabañuela. Comemos una rica torta de nueces y un trago de té caliente, mientras admiramos el porte de un ejemplar de almez. Estamos en el Km 15,5 de nuestra ruta.
A partir de aquí, seguimos una senda señalada que nos conducirá entre un bosque
sacado de un cuento hasta la Fuente de la Huerta Vieja. Encinas, madroños y robles cubiertos de musgo, con trepadoras como la madreselva o la zarzaparrilla y un sotobosque arbustivo de torviscos, eléboros, durillo o espinos albares, junto al fresco sonido del arroyo saltando en pequeñas charcas hacen trasladarnos quizás a latitudes más septentrionales. Mágico.
La Huerta Vieja es una zona de acampada controlada-merendero junto a la carretera A-319. Un lugar interesante para hacer alguna excursión en meses de verano. Tomamos la carretera dirección este que nos conducirá en poco más de 1 Km a nuestro punto de partida inicial.
Una excursión realmente interesante, a la vez que exigente, sobretodo en su descenso. Requiere de un poco de preparación, así como ropa y calzado (botas, no deportivas) adecuado. Importante llevar algo para comer, ya cada uno elige, y como mencioné anteriormente agua en época seca.

2 comments

  • mynd af melgare

    melgare 1.2.2013

    Muy buena explicación, si señor!

  • mynd af pfquero

    pfquero 17.2.2013

    Joder Samu, parece que la hice yo también! Esta cae fijo!

You can or this trail