Cocinilla

Hnit 378

Uploaded 10. desember 2019

Recorded mars 2007

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
371 m
314 m
0
2,4
4,7
9,41 km

Skoðað 25sinnum, niðurhalað 5 sinni

nálægt Piedras Albas, Extremadura (España)

DESCRIPCIÓN GENERAL DE LA RUTA.

Esta ruta transcurre fundamentalmente por un medio bien definido y concreto, el olivar. El itinerario se ha orientado al este del núcleo urbano de Piedras Albas, en realidad en término municipal de Alcántara, donde se extiende una masa considerable de terreno arenoso propicio para el cultivo del olivo. Se trata por lo tanto de una zona con una clara vocación agraria, donde aún subsiste la cada vez más escasa actividad agraria de la población, la producción de aceite de oliva.

Los terrenos por los que nos moveremos son ligeramente ondulados, a veces salpicados por masas incultas de encinar y pinares, enclaves relictos entre las parcelas dedicadas exclusivamente al cultivo del olivo. El terreno va progresivamente descendiendo hacia el embalse de Alcántara, donde los riberos de bosque y matorral mediterráneos de nuevo se hacen dueños absolutos del suelo. No obstante nos moveremos en cotas de altitud muy uniformes en todo el recorrido.

Tomando como partida la plaza del pueblo cruzaremos el Barrio del Cordel, donde aún viven algunas familias junto a la Cañada Real de Gata, en busca del camino de la Dehesilla para enlazar con la pista de los olivares, camino ancho y de buen firme que se convierte en el auténtico eje vertebrador de la ruta. Dejaremos este camino para volver por una calleja más estrecha junto a casas de campo, diseminadas a lo largo y ancho del recorrido. En general, el paisaje dominante va a ser los campos de olivos alineados en parcelas.

1ª ETAPA: PLAZA DE LA CONCORDIA-CASA RIVERO.
Distancia: 2,490 Km.
Tiempo a pie: 30 min.

Iniciamos la ruta en la Plaza de la Concordia, a la entrada del pueblo, a la derecha de la carretera de Alcántara (EX–207). Muy cercana a ella se encuentra el antiguo edificio aduanero, que marcó el devenir de los ciudadanos de Piedras Albas, siempre entre dos países como localidad fronteriza. En la plaza encontramos los principales servicios del pueblo: el ayuntamiento, el consultorio médico, las tiendas y el mercadillo semanal. Así mismo, al fondo de la amplia plaza, se instaló ya hace algún tiempo un cartel informativo de los recursos turísticos que Piedras Albas puede ofrecer a los visitantes que a ella decidan acercarse.

Para comenzar esta ruta de los Olivares, que recordemos se sitúa al este de la población, entre ésta y el embalse de Alcántara, deberemos desde la carretera de Alcántara, al lado de la misma plaza, tomar la calle Palacio, un poco por debajo del bar “El Carreto”, para dirigirnos en dirección al Barrio del Cordel, conjunto de casas que surgió al amparo de la Cañada Real de Gata. La calle que nos conduce hasta la misma se encuentra completamente hormigonada y en buen estado.

Cuando lleguemos al Barrio del Cordel no hemos de tomar la calleja que sale frente a nosotros, sino girar a la derecha, en dirección sur, para a escasos 100 m. sí tomar ahora un desvío a la izquierda, que no es otro que el comienzo del camino de la Dehesilla. No hay problema, pero por si acaso identificaremos el camino por haber una casa de esquina, encontrarse frente a la calleja un cartel de madera perteneciente a la ruta de senderismo que va desde Mata de Alcántara al Castillo de Peñafiel (Zarza la Mayor), y hacer la calleja al principio una bajada repentina.

Comienzan ya mismo los olivares a ser los verdaderos protagonistas, salpicados eso sí por otros árboles como chumberas, higueras, alguna que otra palmera cerca de las casas, y pinos piñoneros aislados. A unos 300 m. de haber comenzado el camino de la Dehesilla se nos presenta una bifurcación y debemos optar por el ramal de nuestra derecha, perdiéndose la calleja y llevando sólo muro por su derecha. De nuevo nos toparemos con un cartel de la ruta anteriormente citada, pero no debemos prestarle atención, a no ser para orientarnos por su posición.

A la izquierda dejamos el paraje de Taboada, mientras que a la derecha el de Rivero. El camino, absolutamente arenoso y en óptimo estado, se abre paso entre olivos, a veces acompañados tímidamente por algunos almendros y vides. Desde luego visitamos una zona totalmente agraria, lo que ha hecho que aún se mantengan las labores propias de cada estación: laboreo de la tierra, poda de los olivos, recogida de la aceituna, etc. Entre las aves que aparecen a nuestro paso cabe citar abejarucos, golondrinas comunes y daúricas, bandos de jilgueros, y el vuelo de algunos cuervos y milanos negros.

Una vez ha finalizado la calleja y el camino discurre abierto, aparece una cancela abierta con canadiense que pasamos y seguimos siempre adelante. Poco después alcanzamos el final de la primera etapa en la casa Rivero, abandonada y en ruina a la derecha de nuestros pasos. Es una pena que se encuentre así, uno siente la intención de apropiársela y restaurarla por lo bonito del lugar y las panorámicas que nos ofrece. Podemos hacer una parada para descansar un poco y echar un trago a la sombra. Las pintadas en sus habitaciones delatan que por aquí pasan de vez en cuando excursionistas. Nos llama la atención una que hemos querido transcribir por el contenido afectuoso y efusivo a Piedras Albas. El anónimo poeta ha dejado su obra en la pared:

Canción de Piedras Albas
Vivo en un pueblo de Extremadura la Llana,
quien quiera saber mi nombre no lo encontrará
en el mapa, vivo rodeao de encinas,
también hay muchas chumberas y vivo al
lado de la frontera, y adivínalo, adivínalo
de qué pueblo soy, y adivínalo, adivínalo,
y un premio te doy.
¡Qué bonito es el Castillo! ¡Qué bonita es la Dehesa
entrando por la Aduana!.
Mi orgullo es ser extremeño
del pueblo de PIEDRAS ALBAS.

2ª ETAPA: CASA RIVERO-FIN CARRIL DE LOS OLIVARES.
Distancia: 3,950 Km.
Tiempo a pie: 48 min.

Desde la casa Rivero se obtiene una buena instantánea del Olivar, de la propia Piedras Albas al oeste junto al cerro del Castillo, y del encinar que a modo de cinturón rodea al embalse de Alcántara. Seguramente nos llamará la atención una gran casa que se ve con fachada almenada, a modo de Castillo, situada en medio del Olivar, al sureste, cerca ya del encinar de los riberos; se trata de la casa del olivar de Barrantes, cuyo acceso a la finca veremos posteriormente.

Dejamos atrás la casa de Rivero y en 50 m. llegamos al carril de los Olivares, ancha pista que va desde la carretera de Alcántara, antes de entrar en Piedras Albas hasta esta misma vía una vez pasada la población. Hay que tener cuidado con la bajada existente al llegar al carril, pues el firme es arenoso y hay tierra suelta, lo cual puede resultar peligroso por un posible resbalón. En este punto tenemos que desviarnos a la derecha, o sea, en dirección norte.

Por el carril de los Olivares iremos viendo varios desvíos a izquierda y derecha que nunca tomaremos. Pasamos junto a la casa de Menores, que queda junto al camino a la izquierda. Poco después de la casa de Menores cruza un camino, pero seguimos adelante. El paisaje sigue siendo uniforme, el sempiterno olivar, hasta que a unos 450 metros del cruce anterior atravesamos una masa de pinos que dan diversidad a este medio. Pasamos la masa de pinos y vuelve el olivar. Nuevamente saldrán un desvío a la izquierda y a la derecha que no tomaremos, pero sí el segundo desvío a la izquierda (en UTM 680257/4407614), poniendo fin a nuestro periplo por el carril de los Olivares, que pocos cientos de metros después desembocará en la carretera de Alcántara.

3ª ETAPA: FIN CARRIL DE LOS OLIVARES-PLAZA DE LA CONCORDIA.
Distancia: 3,570 Km.
Tiempo a pie: 43 min.

El camino se estrecha y se encuentra deslindado por alambradas a ambos lados, pero sin dejar nunca de vista las parcelas plantadas de alineados olivos. En unos 300 m. hay una bifurcación, optando por el camino de la izquierda, yendo junto a la alambrada por una calleja estrecha. A una distancia de unos 450 m. pasamos frente a la casa de Córdoba, siguiendo la calleja siempre adelante. A continuación vamos a dar con otra bifurcación, eligiendo ahora la dirección de la derecha, vadeando inmediatamente un arroyuelo donde podemos detenernos para observar flora más umbrófila. Sin necesidad de alejarnos mucho de nuestra dirección podemos ver ejemplares de madroños y madreselvas.

Por el paraje de Taboada sale a la izquierda el camino de acceso a la casa, pero seguimos por el que llevamos, para pasar un poco más adelante junto a un chalet que queda a la derecha, llamado Villa “Keta” y que no ofrece ningún nada de interés. Más adelante hallamos una bifurcación, optando por continuar a la izquierda, divisándose ya a poca distancia Piedras Albas. Así llegamos nuevamente al Barrio del Cordel, desde donde llegaremos por donde vinimos a la Plaza de la Concordia, lugar donde ponemos fin a la ruta de los Olivares.

OTRAS RUTAS Y EXCURSIONES POR PIEDRAS ALBAS:

• La Peña “Buraca”. Conocida popularmente como “el canchal de los dos ojos”, resulta quizás el lugar más emblemático de Piedras Albas. Se trata de un santuario rupestre de época prehistórica, un altar horadado en un bolo granítico, cerca del cual se encuentra un grupo importante de tumbas antropomorfas, cistas y cubetas. Aunque situada en una finca particular, se encuentra como a 2 Km. del pueblo y no hay problema para visitarla. Aconsejamos preguntar a alguien para que nos indique la dirección a tomar.

• Ruta de Mata de Alcántara al Castillo de Peñafiel. Esta ruta de senderismo está señalizada y tiene su inicio en Mata de Alcántara, pasa por la zona de los Olivares y Piedras Albas, continúa por la Cañada Real de Gata hacia Zarza la Mayor, y acaba en el Castillo de Peñafiel, al borde de la Ribera del Erjas, profundo foso natural de escarpadas ladera que separa España y Portugal. Es una de las rutas que se señaló en tiempos en las Tierras de Alcántara.

• El Castillo. Piedras Albas o “piedras blancas”, en alusión más que probable a los crestones cuarcíticos que se encuentran en la cima de este cerro del Castillo, que debió ser un poblamiento durante el neolítico y se reconvirtió en fortaleza después, seguramente árabe al principio y cristiana después. El pueblo se encuentra situado en su falda y podremos subir a él desde la calleja que va hacia la Peña Buraca. Desde su vértice geodésico existe una excelente panorámica de estas tierras.

• La Dehesa Boyal. Constituye prácticamente el único entorno que posee el exiguo término de Piedras Albas. En esta típica dehesa de encinas, a la que se puede acceder por diferentes puntos desde la C-523, en dirección a Portugal, y desde el propio pueblo después de pasar la piscina municipal, se celebra la romería en honor a San Gregorio, su patrón, el sábado siguiente al 1 de mayo. Los diferentes caminos ganaderos nos permitirán dar un agradable paseo en primavera.

• El Puente de Segura. Situado en la fronteriza rivera del Erjas es conocido como el “Puente Chico”, en alusión a su hermano mayor, el Puente de Alcántara. Para llegar hasta él deberemos tomar la carretera Comarcal C-523, en dirección al vecino pueblo portugués de Segura; tradicionalmente ha sido lugar de baños durante el caluroso estío. Recomendamos el Erjas, hoy Espacio Natural Protegido, como lugar idóneo de observación de aves; así mismo, podemos aprovechar la ocasión para visitar Segura.

PUNTOS DE INTERÉS DE LA RUTA:
1. La iglesia Nuestra Señora de la Romana.
2. El olivar y sus productos.
3. Almazaras y lagares.

PUNTO 1 (Valoración: 2 bellotas): LA IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE LA ROMANA.

La iglesia de Nuestra Señora de la Romana data del siglo XVI y presenta trazas góticas. Construida con mampostería revocada y sillares de granito en los ángulos y contrafuertes, consta de una sola nave, dividida en cuatro tramos por arcos de medio punto apoyados sobre pilastras adosadas a los muros laterales. El techo se cubre con bóvedas de cañón con lunetos.

El presbiterio es recto, con arcos de medio punto y bóveda de crucería estrellada. El coro está situado a los pies del templo, presenta un frente formado por tres arcos rebajados, mientras que se cubre con bóveda moderna.

En general el exterior del edificio ha sufrido muchas reformas. Así, la fachada principal tiene un arco de medio punto, precedido de un pequeño pórtico con dos columnas de granito de factura moderna. El campanario de la iglesia es de planta cuadrada y está formado por dos cuerpos construidos en mampostería. Posee igualmente dos puertas laterales, una en el lado de la Epístola, con arco de estilo gótico; mientras que la otra tiene un arco de medio punto formado por dovelas alargadas y planas, enmarcado lateralmente por pilastras. En cuanto a fechas de construcción hay que decir que el presbiterio es de la segunda mitad del siglo XVI, el primer tramo de la nave se edificó entre 1.630 y 1.650 y el resto es del XVII.

Respecto a la imaginería del templo destaca una imagen de la Dolorosa, del siglo XIX; una escultura de madera policromada de San Antonio con el Niño Jesús, también del XIX. En el altar mayor se hallan unas imágenes en escayola de Jesús con la Cruz a cuestas, una de San José con el niño y un San Gregorio vestido de obispo. En cuanto a la orfebrería, existe en la sacristía un cáliz liso de plata, que podría datarse a principios del siglo XIX.

PUNTO 2 (Valoración: 2 bellotas): EL OLIVAR Y SUS PRODUCTOS.

Existen dos hipótesis sobre el origen del olivo. La primera es que proviene de las costas de Siria, el Líbano e Israel. La segunda es que este árbol es originario de Asia Menor. Quienes se encargaron de traerlo a Europa fueron probablemente los fenicios, pueblo comerciante por excelencia. Los primeros indicios de presencia en las costas mediterráneas españolas coinciden con el dominio romano, pero serían los árabes los que impulsarían su cultivo, principalmente en Andalucía. Fue llevado a América por los españoles durante los siglos XVI y XVII, por lo que se encuentra en California y en zonas de Suramérica.

El fruto del olivo, como todos sabemos bien, es la aceituna. Se trata de una pequeña drupa ovoide, muy amarga, de color verde amarillento o morado, y con un hueso grande muy duro. Su principal función es la obtención de aceite, aunque también se consumen directamente, llamándoselas entonces aceitunas “de mesa”, las cuales se preparan de manera muy variada según la región, guisadas, en salmuera, en sosa, machacadas, rellenas, etc. Una de las variedades más cultivadas, tanto en Cáceres como en Badajoz, es la cornicabra, que se destina principalmente a la producción de aceite.

La palabra aceite, el principal producto obtenido del olivo, viene de la palabra árabe “az-azait”, que significa “jugo de aceituna”. Es prácticamente el único aceite vegetal que puede consumirse crudo, conservando íntegramente sus vitaminas, ácidos grasos esenciales y otros elementos de gran valor alimenticio. Precisamente es el aceite lo que proporciona al cultivo del olivo un presente y futuro excepcionales, dado la gran demanda y rentabilidad por las propiedades nutritivas y terapéuticas del aceite, alimento esencial en la dieta mediterránea. España e Italia son los primeros productores mundiales de aceite.

En cuanto al cultivo del olivo hay que decir que se trata de una especie rústica, de fácil cultivo, no tolera temperaturas inferiores a -10º C, pero aguanta las heladas de climas mediterráneos. Es además resistente a las sequías, a los suelos calizos, y tolera bien la salinidad. Eso sí, es una planta que exige mucha luz.

PUNTO 3 (Valoración: 1 bellotas): ALMAZARAS Y LAGARES.

Tradicionalmente conocemos a los molinos de aceite con el nombre de almazara, que es el lugar destinado a moler la aceituna para producir el aceite de oliva. La extracción del aceite de oliva virgen en una almazara se puede hacer fundamentalmente por dos métodos: presión y centrifugación. El sistema clásico es el de presión, en la que la pasta procedente de las aceitunas molidas se bate y se reparte en capachos para someterla a presión en las prensas hidráulicas. En una almazara moderna la pasta batida se centrifuga en un decanter, o centrifuga de eje horizontal, para obtener tres fases: aceite, alpechín y orujo. En los últimos tiempos se está asistiendo a un cambio tecnológico en el sistema continuo de centrifugación, al obtener del decanter sólo dos fases.

La energía utilizada en las almazaras para moler las aceitunas podía ser de origen animal, y entonces se conocían como molinos de sangre, en las que una caballería hacia girar una rueda que machacaba las aceitunas y las convertía en una pasta lista para ser exprimida en una prensa. Igualmente existieron molinos de aceituna hidráulicos, esto es, movidos por agua, cuyo sistema hidráulico era muy similar al de los molinos harineros de rodezno. El prensado se hacia tradicionalmente, y desde muy antiguo, por el sistema de vigas. Las vigas, vinculadas al propio edificio del molino, basaban su funcionamiento en una palanca movida con un husillo de madera enroscado en la propia viga. Las aceitunas se iban colocando en serones uno encima del otro, que al ser presionados enroscando el husillo, iban soltando su jugo, el aceite.

El lagar era el sitio donde se recogía el fruto de la vid, disponiendo para ello de lagar y bodega. Precisamente de aquí proviene el nombre genérico que se suele dar a todas las casas de campo de zonas con cultivo de vid. Hoy, sin embargo, el cultivo de la vid ha sufrido una regresión importante por estas tierras, mientras que los lagares han caído en ruina o se han reconvertido en viviendas de ocio.

El edificio suele ser de dos pisos, tiene bodega, más caballeriza en la misma casa o anexa a ella. El lagar no ocupa todo el edificio, sino que es una dependencia destinada a la producción de vino de pitarra. Disponía de un estanque para echar y pisar la uva vendimiada, del cual el mosto a través de un canalillo va a una vasija, y de aquí se lleva a las tinajas de maceración. Otros disponían de una lagareta, prensa consistente en un cubo de listones de madera separados donde se echan las uvas ya desgranadas; mediante un huso se prensan con la maza y se extrae el mosto. La elaboración del vino es similar aunque se utilicen distintos sistemas.
Waypoint

Lugar de salida

1
Waypoint

Carretera

2
Waypoint

Población

3
Waypoint

Población

4
Waypoint

Aves de cultivos

5
Waypoint

Desvío en la ruta

6
Waypoint

Casa de campo arruinada

7
Waypoint

Campo de cultivo, desvío ruta

8
Waypoint

Desvío en la ruta

9
Waypoint

Desvío en la ruta

10
Waypoint

Desvío en la ruta

11
Waypoint

Desvío en la ruta

12
Waypoint

Casa de campo

13
Waypoint

Arroyo, vegetación

14
Waypoint

Cobertizo ganadero

15
Waypoint

Población

16
Waypoint

Lugar de llegada, población

17

1 comment

  • mynd af Dalits

    Dalits 15.1.2020

    I have followed this trail  staðfest  View more

    Preciosa ruta, Cocinilla. Fácil de hacer, sin desniveles e impresionante en cuanto a los olivos que quedan a la vista. Les debieron dar forma hace muchísimos años, porque quedamos prendados de los mismos. Viejísimos. Una maravilla que disfrutamos. Gracias por el track.

You can or this trail