Niðurhal

Heildar hækkun

1.521 m

Styrkleiki

Miðlungs

niður á móti

1.521 m

Max elevation

2.268 m

Trailrank

51

Min elevation

996 m

Trail type

Loop

Tími

6 klukkustundir 12 mínútur

Hnit

1474

Uploaded

22. september 2021

Recorded

september 2021
Be the first to clap
Share
-
-
2.268 m
996 m
20,14 km

Skoðað 10sinnum, niðurhalað 0 sinni

nálægt Urdanta, La Rioja (España)

.................................................................................................................................................................

Reseña de la ruta en Adventoorer: San Lorenzo desde Urdanta.

.

Nuevamente escojo un día de perros para hacer una salida. Este fin de semana me vengo a Ezcaray para subir el San Lorenzo y el San Millán, que están bastante cerca y se pueden hacer en un viaje.

Empiezo por el San Lorenzo. Ha llovido toda la noche y todavía cuando me levanto cae algo de agua. Ya me da igual. Me resigno a ser un gafe y acepto mi destino.

Pensaba hacer la típica subida desde la estación de esquí de Valdezcaray, recorriendo todo el cordal con forma de herradura, pero el dueño del hotel donde me alojo, muy amablemente, me sugiere alargarla un poco para subir desde Urdanta, un pueblecito que hay más abajo en el valle. Me comenta que la ruta es muy bonita desde allí. Me parece buena idea y decido hacerle caso. Esto supone alargar la ruta que había planeado unos seis quilómetros y hacer 600 metros más de desnivel.

Allá que voy. Urdanta es un pueblo muy pequeño, pero agradable. No veo a nadie por aquí. A estas horas y lloviznando, no me extraña. No apetece mucho estar de paseo con este tiempo.

Pero a eso he venido. Deseando que deje de caer agua pronto, atravieso el pueblo y me meto por una pista que sube hasta la estación de esquí por el valle, junto al arroyo Reoyo.

Tengo que reconocer que el consejo que me dieron en el hotel es muy bueno. Este camino, entre Urdanta y la estación, es lo más bonito del día. Espectacular. Un rato después de empezar a subir, la lluvia se detiene. Me alegro de poder quitarme los pantalones de agua, que funcionan bien pero son un incordio.

Casi desde el principio de la subida estoy dentro de la nube. La mezcla de vegetación, niebla y agua es fabulosa. Estoy en el típico bosque mágico, verde y musgoso. Es una gozada poder disfrutar de todo esto sin un alma alrededor.

El camino es fácil de seguir, y lo estoy disfrutando tanto que casi sin darme cuenta salgo de repente a un feo aparcamiento. Vaya. Ya estoy en la estación de esquí, en el punto desde donde habría empezado la ruta si no me hubiesen contado la alternativa.

Hasta aquí ha sido una pasada. A partir de ahora, no es que sea feo. Es que no veo absolutamente nada. La niebla lo cubre todo el resto del día. Cuando empecé a andar y entré en la nube muy abajo, me alegré, porque pensé que acabaría saliendo por arriba y podría disfrutar del mar de nubes y de las vistas. Me imaginaba que no podría haber tanta nube. Pero sí. Puede. Más de mil metros de nube. Así que el resto del camino lo hago tirando de gps, que es algo que no me gusta nada.

Desde el aparcamiento me desplazo a la izquierda, subiendo suavemente, hasta entrar en un sendero que llanea hacia el norte durante un rato. Al llegar a la altura del Guilicerra, salgo a la derecha y subo al cordal.

Ya no hay mucho más que contar. Recorro el cordal entre la niebla, de cima en cima. Antes de llegar al Cabeza Parda, las nubes se abren un poco y vuelvo a tener esperanzas de que acabe despejándose, pero no es así. Todo se vuelve a cerrar y sigo sin ver nada. Llego a la cumbre por un pedregal, y giro al oeste para atacar la subida al San Lorenzo.

Esta es la parte alta de la estación de esquí, y veo aparecer entre la niebla los telesillas parados. Tras un corto repecho, acabo llegando a la cima.

Antes de llegar al vértice, me acerco al refugio que hay un poco más allá para comer. Está hecho un asquito, sin puerta siquiera. Vale para una emergencia y poco más. Prefiero comer fuera, protegido del fuerte viento como buenamente puedo.

Luego me acerco a la cima. En esta montaña hay un montón de cosas. Cruces y santos y recordatorios. Demasiados chismes. Al final, todo esto es un estorbo.

Emprendo la bajada entre la niebla. Es una pena el día de perros que ha hecho. Acabo de completar la herradura y sigo adelante en el punto donde debería haber girado para volver al aparcamiento. Después del cerro Embautia desciendo por unas zetas que me acaban devolviendo a Urdanta.

Me alegro de haber salido desde tan abajo. Al final no es tanta distancia, y es la parte que más he disfrutado. El resto, sin niebla, debe de ser bonito, supongo. También es verdad que habría tenido a la vista la estación de esquí durante todo el día. De eso me he librado.

.
Toppur

Cabeza Parda

Cabeza Parda
Fjallskarð

Collado

Toppur

Cuña

Gatnamót

Derecha hacia arriba

Derecha hacia arriba
Íþróttamannvirki

Estación de Valdezcaray

Toppur

Guilicerra

Gatnamót

Izquierda

Gatnamót

Pista

Gatnamót

Pista

Sæluhús

Refugio del San Lorenzo

Toppur

San Lorenzo

Gatnamót

Senda

Toppur

Turraguas

Fjallakofi

Urdanta

Athugasemdir

    You can or this trail