jubago

Moving time  ein klukkustund 9 mínútur

Tími  3 klukkustundir 31 mínútur

Hnit 1248

Uploaded 22. ágúst 2019

Recorded ágúst 2019

-
-
42 m
1 m
0
2,5
5,1
10,14 km

Skoðað 11sinnum, niðurhalað 1 sinni

nálægt Stationsbuurt Noord, Flanders (Belgique)

Para conocer Bruselas, Brujas y Gante optamos por tomar como base Bruselas, pernoctar en un hotel cercano a cualquiera de las tres estaciones de Zone Bruxelles, y desde allí desplazarnos en tren a las otras ciudades. El billete sencillo en segunda clase desde Bruselas hasta Gante cuesta 8,90€ por trayecto. Se saca en las máquinas expendedoras de las estaciones.

Este domingo 26 le dedicamos a Gante nuestro tercer día de visita a Bélgica, partiendo de la estación Brussel-Zuid o Bruxelles-Midi e iniciando con llovizna el recorrido a las 12:40 desde la estación de GENT-St. Pieters.
Nos dirigimos hacia Rabot a pie renunciando a la posibilidad de tomar un tranvía desde la estación hasta la misma puerta Rabot. El hacerlo a pie nos va a permitir hacer una pequeña visita a Stam, el Museo de la Ciudad, y una caminata de algo más de un kilómetro por la ribera del canal Coupure.

A orillas del canal Leie, concretamente en el Bijloke, un área verde repleta de edificios históricos situada en el corazón de Gante, podemos encontrar el STAM. Al llegar a su entrada lo que nos llama poderosamente la atención es el contraste entre la metrópolis medieval que fue Gante y la ciudad del conocimiento y la cultura que es ahora. Una gigantesca pantalla de contenidos multimedia con un fondo de arquitectura medieval. Esto es lo que nos supone Stam, contraste, una abadía del s. XIV, un monasterio del s. XVII y nuevos edificios del s. XXI configuran un entorno intertemporal que cuenta con un centro de conciertos, librería, bar con terraza, escuela de arte, talleres universitarios, y salas de exposiciones vanguardistas.

Abandonamos el complejo por la puerta de la escuela de arte, junto al precioso parque Bijlokehof, y llegamos enseguida al canal Coupure. Aunque menos conocido que el Lieve y el Leie, en los s. XVIII y XIX fue una transitada vía comercial que conectaba Gante con Brujas. En sus orillas se comenzaron a construir casas señoriales que hacen, hoy en día de este canal, un entorno y un lugar muy tranquilo para caminar, correr y montar en bicicleta.
Por la ribera oeste sentimos el orden social dominante en estos países. Primero pensamos que no era lugar para caminar, sólo para montar en bici, al advertir que los ciclistas parecían jurar educadamente en arameo al pasar junto a nosotros. Después comprendimos que una orilla la utilizan los ciclistas y, la otra, los paseantes. Encantador andadero por un distinguido barrio.

Al llegar por la vereda este del canal al cruce con la calle Contributiestraat, la tomamos y seguimos por la Begijnhoflaan hasta Rabot, monumento histórico muy importante que en flamenco significa "cerrado".
Se trata de una puerta medieval construida entre 1489 y 1491 en el canal Lieve que, en un primer momento, sirvió como presa para evitar riadas, aunque su historia se remonta más a su función de proteger la muralla de la ciudad. Realmente se evitó que Maximiliano de Austria tomara Gante en 1488 y, por ello, se reforzó la puerta construyendo las dos torres que aún hoy en día se encuentran en perfectas condiciones, como símbolo de fortaleza de la ciudad.
Pero la historia actual habla de otra cosa, de un barrio, Rabot-Blaisantvest, que es la “cara oculta” de Gante. Es una zona donde se concentra un gran porcentaje de immigración, con niveles críticos de exclusión y donde los servicios sociales juegan un papel fundamental.
Volvemos a la ciudad de contrastes encontrando detrás de la puerta de Rabot dos grandes bloques de pisos de protección social en muy mal estado.

Ahora ya sí nos vamos al centro histórico de la ciudad junto al canal Lieve, que se puede recorrer también en barca con visita guiada.
De paso hacia el barrio de Patershol nos acercamos a la calle Vrouwebroersstraat para ver el edificio del Centro Provincial de Cultura, con escaso atractivo monumental para nosotros.
El famoso Patershol también nos deja algo decepcionados al encontrar muy pocos restaurantes abiertos a la hora de la comida, y ningún tránsito
mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

mynd

Foto

Athugasemdir

    You can or this trail