eoc

Moving time  ein klukkustund 31 mínútur

Tími  ein klukkustund 49 mínútur

Hnit 1232

Uploaded 8. júlí 2018

Recorded júlí 2018

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
157 m
147 m
0
1,9
3,8
7,53 km

Skoðað 635sinnum, niðurhalað 32 sinni

nálægt Toulouse, Occitanie (France)

Toulouse es una de las ciudades más importantes de Francia; es también una ciudad de enorme belleza, rica en grandes monumentos y con una arquitectura especial que hace muy atractivas las pequeñas callejuelas del centro. Fue el centro del comercio de vinos en la época romana, capital de los visigodos en el siglo V, y después de Carlomagno pasó a ser gobernada por una estirpe condal, cada vez más independiente de los francos y con el estilo de vida más suntuoso probablemente de toda Europa, quienes compartían la soberanía local con los cónsules o "capitouls", elegidos entre la burguesía comerciante. Tras la represión de los albigenses la ciudad fue anexionada a la corona francesa, sin recuperar la antigua organización política, aunque sí recobró su importancia artística y literaria. Como en toda gran ciudad, la visita a los monumentos más destacados se complica cuando el turista simplemente tiene una lista de sitios a encontrar y ver. Como he hecho, y pienso seguir haciendo, con otras ciudades de interés turístico, esta ruta ha sido diseñada para alcanzar los lugares más interesantes del patrimonio monumental de Toulouse sin tener que usar gran cantidad de tiempo. Muchos de los sitios que se recorren pueden ser vistados con cierta rapidez, otros necesitan casi inexcusablemente un recorrido interior y una valoración detenida; los intereses de cada visitante serán diferentes, pero recomendaría que no deje de visitar el interior de Saint Sernin, los Jacobins, el Museo de los Agustinos y la Catedral de Saint Etienne.
La ruta comienza en la Plaza del Capitolium (Ayuntamiento de Toulouse, aunque el mismo edificio alberga el Teatro de la Ópera), desde donde sube por la calle Taur en dirección a la basílica de St. Sernin, pasando por Notre Dame du Taur y el College de l'Esquila (con una corta desviación a la derecha para ver la antigua capilla de los Carmelitas, poco antes del College). La impresionante basílica de St-Sernin merece una visita reposada: hay pocos lugares como este. Rodeamos la basílica, para pasar por el Musée St-Raymond (con colecciones de arqueología y arte antiguo de la ciudad, de cierto interés), seguir por las calles Valade (pasando por la Parroquia de San Pedro de los Cartujos) y Pargaminiers, donde giramos para continuar en dirección a Les Jacobins. El convento de los Jacobinos (dominicos, que recibieron ese nombre tras instalarse en Paris en una antigua capilla dedicada a Santiago) es la obra maestra del gótico meridional francés. Muy cerca está el Hotel de Bernuy (liceo Pierre de Fermat), y un poco más adelante, al borde del río, nos encontramos con la basílica de Notre-Dame-de-la-Daurade, y la Escuela de Bellas Artes, muy cerca ya del Pont Neuf. Giramos a su entrada hacia la izquierda (calle Metz) para llegar al Hotel d'Assezat, un edificio realmente impresionante, y continuamos en dirección a la iglesia de Notre-Dame-de-la-Dalbade. Pasada esta giramos a la izquierda, en dirección a la Place des Carmes, para alcanzar la Rue du Languedoc (a la derecha está el Museo Paul Dupuy, con colecciones de interés especial), por la que subimos a la izquierda hasta llegar a la Place de Rouaix, donde giramos a la derecha para llegar en poco tiempo a la catedral de St-Étienne, otra visita del mayor interés. Este es un buen lugar para sentarse en una terraza y tomar un café o refresco, y desde aquí volvemos a la calle Metz, para alcanzar el Museo de los Agustinos, que cuenta con excepcionales colecciones de pintura y escultura; en particular, la sección de escultura románica es realmente impresionante. Desde aquí, la rue d'Alsace nos lleva a la parte de atrás del Capitole, donde encontramos un interesante Donjon, y la entrada al Teatro de la Opera, finalizando el itinerario.
En conjunto, un paseo muy interesante por el centro de Toulouse, con muchos monumentos de gran importancia, y unos cuantos que realmente son de visita obligada si Ud. tiene tiempo para ello. Para mi, el paseo ha sido una experiencia muy grata e informativa.
El Capitolium es la sede del Ayuntamiento de Toulouse, y de su Teatro Nacional y de la Ópera de Toulouse; su nombre sirve de homenaje a quienes ordenaron su construcción, los Capitouls o miembros del consejo municipal. La primera sede del Capitolio se encontraba en la Fayette y posteriormente se fueron añadiendo edificios nuevos, de los que el más antiguo que se conserva es el donjon, torre de 1525, antigua mazmorra y sede de los archivos municipales. La fachada actual fue construida en 1750 y las ocho columnas de mármol que la adornan simbolizan los ocho capitouls, encargados en aquel tiempo de dirigir cada uno de los ocho distritos en que se dividía la ciudad. El interior del edificio alberga el patio de Henri IV, en el que fue decapitado en 1632 el duque de Montmorency, enemigo del Cardenal Richelieu y organizador del último intento de independencia del Languedoc. La Sala de los Ilustres tiene magníficos frescos y los bustos de los personajes célebres locales
En la calle del Taur (toro) tuvo lugar el martirio de San Saturnino (Saint Sernin), que fue arrastrado por un toro hacia el año 250. La iglesia de Notre-Dame du Taur ocupa el sitio donde su cuerpo se soltó del toro al que había sido atado; el cuerpo fue enterrado en ese lugar, donde se construyó un oratorio, al que acudían peregrinos en ruta hacia Santiago de Compostela. Cuando se edificó la Basílica de Saint-Sernin, sus restos fueron trasladados a ella, pero en el lugar del oratorio tambien se construyó a partir del siglo XIV una nueva iglesia, originalmente denominada Saint-Sernin du Taur, cambiando su nombre al actual en el siglo XVIII tras recibir una estatua de la Vírgen que estaba en una de las puertas de la antigua muralla de Toulouse
La basílica de Saint-Sernin es la iglesia románica más grande de Occitania y la segunda más antigua de toda Francia, después de la abadía de Cluny. La construcción fue decidida a finales del siglo XII y era de tipo colegial, es decir, una iglesia con un colegio de canónigos dirigidos por un abad (cuya relación con el obispo de Toulouse tuvo problemas porque la catedral de San Esteban se dice que era menos valorada que San Sernín, a pesar de que esta no fue consagrada como Basílica hasta 1778). Su construcción comenzó en el año 1080; la iglesia primitiva, que hace las veces de cripta y almacena algunas reliquias sagradas, sigue siendo visitable; la iglesia fue modificada en la época gótica y en el Renacimiento, y en el siglo XIX fue restaurada por Viollet-le-Duc, aunque parte de su obra fue suprimida a finales del siglo XX, para conservar el aspecto del siglo XIV. El Museo de los Agustinos posee algunos restos y trozos de esculturas del claustro y la abadía destruídos en el siglo XIX.
La Basílica de la Daurade está situada en la orilla este del río Garona, junto al edificio de Bellas Artes y el muelle de La Dorada. Es un edificio construido entre 1764 y 1883 para sustituir la antigua iglesia románica, pero el lugar que ocupa fue dedicado al culto desde la época romana y antes de albergar la primera iglesia cristiana fue un templo consagrado a Apolo. Aquí se venera una de las reliquias cristianas más conocidas de la ciudad, la Vierge Noire. Esta estatua de madera es muy venerada por los tolosanos (en particular por las mujeres encintas), aunque la original del siglo X fue robada en el XIV y su sustituta quemada en la plaza del Capitole durante la Revolución de 1789; la actual es de 1807. El Pont-Neuf puente más antiguo que atraviesa el río Garona, tras el puente de Tounis. Servía de entrada a la ciudad, uniendo el casco antiguo con el barrio de Cours Dillon y su llamativa imagen en ladrillo rojo constituye, junto a la del Capitolio, la imagen más famosa de la ciudad. Su construcción comenzó en1544 y estaba enmarcado por un arco del triunfo, que fue destruido en 1860. Fue diseñado especialmente para soportar las fuertes crecidas del Garona y está clasificado como monument historique desde 1991.
El Hôtel d'Assézat es sede del museo de la Fundación Bemberg, y monument historique desde 1914. Pierre d'Assézat fue el propietario inicial, aunque murió arruinado antes de que se completase la obra, y Nicolas Bachelier fue el arquitecto del edificio, cuya construcción empezó en 1555. La edificación tiene tres plantas, ordenadas por la superposición de los tres órdenes clásicos (dórico, jónico y corintio), siendo una de las primeras manifestaciones del clasicismo francés. El banco Ozenne, que compró este edificio en el siglo XIX, lo cedió a la ciudad para que albergara la sede de sociedades científicas, lo que es aún uno de sus usos actuales. A partir de 1980, la ciudad comenzó la restauración de los edificios antiguos, así como la construcción de una ampliación moderna, siendo reinaugurado en 1994.
El Convento de los Jacobinos, de la Orden de los Hermanos Predicadores, está construido totalmente con ladrillos rojos, y constituye uno de los mejores exponentes de arquitectura languedociana. El edificio se organiza alrededor de un gran claustro, en torno al cual se encuentran la sala capitular, la sacristía, la capilla de San Antonin (con pinturas murales del siglo XIV) y el refectorio. La iglesia fue construida en cuatro etapas a lo largo de los siglos XIII y XIV, en la tercera de las cuales se construyó la bóveda soportada por una columna estrellada de once brazos conocida como La Palmera. Aquí está enterrado Santo Tomás de Aquino. En tiempos de Napoleón se estableció en ella un cuartel de caballería y vertieron en su interior más de 5000 metros cúbicos de tierra para elevar el nivel del suelo; en 1865 dejó de ser posesión militar, cuando la alcaldía de Toulouse lo incluyó en un intercambió con el Ejército por terrenos para construir nuevos cuarteles. El conjunto de los Jacobinos experimentó una larga restauración en el siglo XX y ha recuperado su esplendor con una fachada exterior hecha íntegramente en ladrillo, que oculta la elegancia de su interior.
El hôtel de Bagis, hôtel de Clary u hôtel de Pierre es un monument historique situado en la calle de la Dalbade; fue construido en tres etapas diferentes tras derribar en 1533 cinco immuebles. Primero es Nicolas Bachelier, en 1537, quien construye un bello hôtel particulier en estilo renacentista. En 1608, François de Clary (presidente del parlamento) se convierte en nuevo propietario del edificio y construye una imponente fachada de piedra tallada, que es una novedad en una ciudad totalmente dedicada a la construcción con ladrillo, de ahí el nombre de Hotel de Piedra. Calvet-Besson, a partir de 1857 terminará el trabajo proyectado por de Clary.
Primera manifestación del Renacimiento italiano en Toulouse. Detrás, en la calle Ozenne, se encuentra el Museo Paul Dupuy. Más adelante, tomamos a la derecha la calle Croix-Baragnon, que nos lleva directos a la Catedral; a su entrada, a la izquierda está el CCI.
La catedral de Saint-Étienne de Toulouse, cuyos orígenes son mal conocidos (se dice que se construyó sobre una capilla edificada en el siglo III por San Sernin, reconstruída por San Exuperio un siglo más tarde), aunque se sabe que en 1071 el obispo Isarn ordenó la reconstrucción del edificio, en aquel momento en ruinas, está compuesta por elementos arquitectónicos de diversos periodos. Al lado se encuentra el antiguo palacio episcopal, actualmente ocupado por la prefectura. La característica más original del edificio es la de presentar dos partes muy diferentes: una parte románica en la zona de la nave; y una parte gótica en el coro. Ambas iglesias fueron unidas en el siglo XVI por Jean d'Orleans. En 1609, el arquitecto Pierre Levesville decidió colocar una bóveda en el coro y un nuevo mobiliario que unía el barroco con el gótico. El campanario románico fortificado tiene un carillón de 17 campanas en teclado y cinco al vuelo.
El Museo de los Agustinos es un museo de Bellas Artes ubicado en el antiguo Convento de los Agustinos, con excelentes colecciones de pintura y escultura, desde la época paleocristiana a los primeros años del siglo XX. Abierto al público en 1793 por decreto de la Convención, muy poco tiempo después del Louvre, es uno de los museos más antiguos de Francia. La colección se basa en fondos del estado principalmente. A principios del siglo XIX fueron destruidos varios espacios, sobre todo el refectorio; Viollet-le-Duc edificó a finales de siglo una impresionante escalera y salas de exposición en ellos. El museo utiliza también la sala capitular y los claustros mayor y menor, desafectados del antiguo Convento. Tal vez la parte más notable del Museo es la zona de escultura románica, del siglo XII, con magníficos capiteles historiados procedentes de Saint-Sernin, la Daurade y el cabildo de la catedral de Saint-Etienne.

3 comments

  • javeadeverano 16.10.2018

    Ruta muy interesante por la primera capital del reino visigodo

  • jjrufilanchas 2.12.2018

    I have followed this trail  View more

    Una ciudad diferente aunque tal vez un poco impersonal

  • luis.perecruz 10.3.2019

    I have followed this trail  View more

    Primera capital del Reino Visigodo. Gran historia y gran ciudad.

You can or this trail