-
-
2.037 m
1 m
0
53
105
210,11 km

Skoðað 41sinnum, niðurhalað 4 sinni

nálægt el Port, Catalunya (España)

Dura com l’aigua dura.
Arrel d’ella mateixa.
En èxtasi perenne
la pedra perpetua
la pedra, imatge pura,
i la idea de pedra
se’ns fa del tot madura.

"Josep Palau i Fabre"


Empezamos la ruta con un poema de Josep Palau i Fabre, grabado en una placa metálica en el rompeolas de la playa de Llançà. Es un buen sitio para empezar, que nos da la oportunidad de aparcar el coche y esperar a que lleguen los compañeros.

El 90% de la etapa es fácil, con algunos tramos enlazados de carretera, pero desaconsejo ir con neumáticos de perfil bajo característico de los SUV.

A lo largo del recorrido tenemos varios sitios en los que podemos parar a comer y descansar, el primero de ellos es el "Restaurant Corral de Sant Quirze" a los 18,6 km, en frente del Monasterio de Sant Quirze de Colera. Tiene buena presencia y había bastantes coches en el parking, pero personalmente me ha parecido muy pronto parar en este punto de la ruta, y he decidido continuar. Todo depende de a que hora empecemos.

A los 33 km del inicio de la ruta tenemos la primera y mayor dificultad de todo el tramo (foto), se trata de una bajada pronunciada 30 metros de altura en tan solo 100 m de trayecto. Aunque la media de la pendiente es del 24%, la mayor caída registrada por el GPS es del 44%. Se trata de terreno escarpado, con grandes agujeros y piedras sueltas, que al ser en bajada cualquier 4x4 puede hacerlo. Este ha sido el único punto del trayecto que yo he puesto la reductora, simplemente para hacer el descenso más controlado.

Seguimos por las pistas de piedras pequeñas hasta el Castillo de Requesones y posteriormente cruzamos la frontera con Francia, este ha sido el sitio en el que más me he divertido, la bajada por Francia es de tierra muy suelta, casi polvo que se asemeja mucho en dinámica de conducción a la arena del desierto (me refiero a la poca adherencia). Toda la bajada ha sido espectacular y muy divertida. No tiene dificultad, pero hay que anticipar la respuesta del coche en las frenadas. Si no se tiene confianza con el terreno o con la respuesta del coche, aconsejo realizar el tramo con marchas cortas y tocar muy suavemente el freno para evitar el bloqueo de las ruedas.

El resto de la ruta es muy sencillo, pistas de piedras pequeñas sueltas con alguna zona de surcos que igual pueden complicar un poco el paso a los SUV.

Otra cosa a destacar es la cantidad de animales que he visto corriendo o cruzando durante el trayecto, Jabalís, Cerbatillos, Liebres, Perdices, a parte de los típicos Perros, Gatos, Vacas, Caballos y Ovejas que se suelen ver habitualmente.

La ruta termina en una gasolinera cerca de Ribes de Freser, un pueblo muy acogedor que nos da la oportunidad de pernoctar.

Athugasemdir

    You can or this trail